¿Tarima de madera o suelo laminado?

Mucho se ha hablado y escrito sobre esta divergencia, ambas opciones son muy válidas, el tema es que cuando nos decidimos a poner el suelo solo se puede optar por una de las dos.

Suele denominarse nicho de mercado a todo producto destinado a un consumidor que reúne ciertas características, hay grandes nichos y también los hay muy reducidos (no por ello dejan de ser rentables). Con la cuestión que hoy tratamos es más de lo mismo, no se trata de loar una alternativa poniendo en cuestión a la otra; sino de adecuar a cada una a distintos nichos de mercado.

En cuestión de gustos y necesidades no somos todos iguales, por esta razón pueden convivir perfectamente tanto las tarimas de madera natural como los suelos laminados sintéticos. Ahora bien, ¿qué características los diferencian? ese es el propósito de esta entrada, sintetizar los beneficios, pros y contras da cada una de estas propuestas para revestir suelos.

A continuación describimos las principales características.

Tarima Flotante de madera natural: Se trata de un suelo compuesto de estratos de maderas, tarima_flotante_viva_parquetsiendo la capa superior revestida en una especie noble de espesor variable que generalmente se encuentra en los 3 mm aproximadamente. Este estrato superior ostenta un acabado que varía entre aceite y barniz como las más corrientes aunque también se le imprimen otros acabados menos comunes.

Los estratos antes mencionados tienen la particularidad de adherirse “cruzados” entre sí, es decir cada capa se pega en forma perpendicular (el sentido de la veta) a su predecesora; con esto se logra una dilatación más radial que mitiga la posibilidad de levantamiento de la tarima por exceso de dilatación hacia un frente. Actualmente muchos fabricantes se inclinan por sustituir este formato de producción por novedosas ideas entre las que destaca el reemplazo por un solo núcleo de HDF de alta densidad que también proporciona una dilatación radial. Eso sí, a nuestro entender el proceso se abarata (es más costoso el fenólico de estratos que el núcleo HDF) aunque también es cierto que los precios han bajado últimamente (¿factor crisis o insumos más económicos?).

La vida útil del parquet flotante de madera natural se propaga inmensamente gracias a la posibilidad de reciclado (pulido, acuchillado). Tomando en cuenta un uso moderado podemos afirmar que una tarima flotante con 3 mm de espesor noble puede durar más de 15 años (suponiendo que acepte 3 o 4 acuchillados delgados).

Suelos Laminados: Difícilmente estandarizables por su innumerable cantidad de atajos de Suelo Laminado Viva Parquetcalidad, los suelos laminados son básicamente un cuerpo de partículas de madera HDF de espesor variable (comúnmente entre 7 y 8 mm) al que se suman dos capas en el anverso y reverso del núcleo. La zona baja que conecta con la base aislante sirve principalmente para estabilizar el suelo, luego el área visible (la capa de uso) confeccionado en base a un papel que imita el diseño madera u otro, se corona con la resina que le aporta la resistencia a la abrasión (conocida como AC3, AC4, AC5…).

Cuando hablamos de que los suelos laminados son difícilmente estandarizables nos referimos a que entre una y otra marca/calidad/línea de producto puede haber todo un mundo de diferencia, es por eso que no podemos catalogarlos y agruparlos a todos en una misma bolsa para el análisis. Partimos de la base que en nuestra comparativa de hoy tomamos como referencia una buena calidad de suelo laminado.

Conclusiones.

La tarima flotante de madera natural es, entre las dos opciones sujetas a este análisis, la más delicada en cuanto al mantenimiento se refiere. Se limpia fácilmente con trapo o fregona húmeda al igual que los suelos laminados, no obstante las diferencias acontecen cuando de quitar manchas difíciles se trata. El suelo laminado acepta químicos domésticos sin problema, hasta en casos extremos se ha aplicado disolvente para quitar manchas y el suelo no se inmutó (precaución! este método no está certificado, no se admiten imitaciones del proceso ni nos hacemos responsables por potenciales daños). Algo difícil de experimentar con las tarimas barnizadas porque casi cualquier químico deterioraría la superficie.

Tema tránsito, tema rasguños y demás argucias del caminar cotidiano…

Este capítulo es muy relevante, y una vez más la practicidad gobierna con los suelos laminados; si bien como antes indicamos no son estandarizables, los laminados de buena marca resultan muy nobles frente a acciones como arañazos, golpes y caídas de objetos, sin embargo todo tiene un límite. Los suelos laminados no están exentos de sufrir ralladuras ni daños, solo que tienen mejor respuesta respecto a las tarimas flotantes.

Nuestro consejo.

Tarima flotante para quienes hacen prevalecer la imagen, jerarquía y no aceptan imitaciones, Respuestas a Suelo Laminado o Tarimaeso sí… a estar muy atentos con el cuidado y mantenimiento del suelo.

Suelo laminado para quienes persigan la practicidad sin resignar una buena imagen.

¿Qué opináis vosotr@s? ¡están abiertos los comentarios para que te expreses!

Viva Parquet - Tienda online de Tarima Flotante, Parquets y Suelos Vinilicos - Precios y Ofertas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *